Con un enfoque transversal. Horizontal. Cada proyecto tiene sus propias necesidades y requerimientos, pero al adaptar un formato artístico mi interés es impulsarlo a través de diversos medios. El primer paso en cada proyecto es analizarlo como una consultoría cultural.

  • Para ello utilizo herramientas del trabajo editorial  para conceptualizar y organizar desde el análisis.
  • Del diseño gráfico para una visualización e implementación estética acorde.
  • Del diseño web para la visibilización e internacionalización.
  • Y del audiovisual para re-crear las obras y darles un recorrido que de no ser así las dejaría circunscritas a canales muy específicos.

Es por esto que concibo cada proyecto como una colaboración. El resultado final no puede ni debe ser el mismo que lo comenzó. El trabajo con los creadores es el origen de un nuevo viaje.

Intento hacer lo propio en mi trabajo con instituciones: mi obligación no es sólo responder a sus necesidades específicas, es también proponerles ideas, y darles herramientas para llegar a ellas.