Los cimientos

Hace un par de días os comentaba que había algo especial en la presentación de la Real Academia, al menos para mí. Sé que acudirán académicos, y con todos los respetos eso no es lo especial. Sé que el lugar tiene una significación única, pero tampoco es lo que hace esta proyección especial.

Lo que me parece especial es que a la presentación acudirán cuarenta alumnos de bachillerato, con sus profesores, para ver el documental. Que solicitarán un permiso especial a su centro para acudir al museo y ver Temperado con nosotros en la Sala Guitarte. Que se quedarán al coloquio posterior.

Desde el primer día he querido enfatizar el propósito de divulgación que tiene el documental. Su valor, sobre todo, como documento, como fotografía de un momento concreto en la vida de la composición musical madrileña, y del potencial educativo que eso podría significar. Saliendo del círculo de conciertos y auditorios y buscando al público ahí fuera, donde a veces la música en directo no llega o no puede llegar.

Me alegra tener estos espectadores, no especializados, fuera del circuito. Queremos llegar a ellos y para eso tratamos de utilizar otras herramientas. Como el documental o este mismo blog, o la página de Facebook. Queremos ser contemporáneos en todos los aspectos, y no sólo el musical. Creemos que ese es el modo de comunicarse con esas generaciones, y que con suerte escuchen.

Conseguir transmitir esa propuesta nos llena de gozo. Y esperamos que sea el principio de muchos pases para un público no entendido. Y ojalá se marchen a casa tarareando algún pasaje, o repitiendo un ritmo, o recordando un nombre y buscándolo en la web. Queremos que Temperado, además de un producto cultural diferenciado, sea sobre todo pedagogía.

Y ojalá vengan muchos académicos respetados también. Vamos a hablar de música.

Los cimientos

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>