Los días con Cristóbal Halffter

Los proyectos tienen vida propia: se resisten, se transforman, aparecen de la nada con la sensación de haber estado siempre ahí. Os lo aseguro. Puedes estar tratando de dar forma a un proyecto durante meses y no encontrarla para que, al minuto siguiente, aparezca otro plenamente formado, pertinente, urgente casi.

Es lo que sucedió este pasado mes de Julio, mientras en mi labor como coordinador del Festival COMA de Música Contemporánea de Madrid preparaba un concierto homenaje a dos figuras rotundas, inapelables, de la música contemporánea del último medio siglo: Luis de Pablo y Cristóbal Halffter. Un homenaje que se celebrará con motivo de su noventa aniversario nada menos. En ese momento, conversando con Juanjo Talavera y Ramón Paús, resultó tan evidente que un trabajo audiovisual sobre estos maestros era necesario que cualquier otra especulación quedó aparcada.

Con la complicidad de María J. Gómez coproduciendo desde Es.Arte y de Juan José Talavera, definimos la prioridad en la figura de Cristóbal Halffter por numerosas razones. Juanjo ya había realizado una larga entrevista en profundidad a Halffter hacía unos años, y se puso a trabajar sin descanso en extender y profundizar sobre lo ya tratado para intentar realizar un trabajo definitivo sobre la figura del compositor. No es la primera ni la última colaboración que realizo con Talavera, del que reconozco su meticulosidad y seriedad en el trabajo, y la absoluta devoción y respeto por la figura de Halffter, lo cual ha ayudado enormemente.

María, por su parte, tuvo que solventar problemas logísticos y sanitarios nada menores: la zona de El Bierzo en León, donde Halffter reside, corría el riesgo en esos momentos de ser confinada por los rebrotes de COVID, y entrevistar a un personaje público de noventa años en momentos de pandemia exigía un rigor logístico y de protección absoluto. El rodaje fue, en ese sentido, casi clínico, extremando las medidas de precaución, la distancia etc. María se mantuvo informada en todo momento de la evolución sanitaria e hizo, como es habitual en ella, un trabajo excelente.

Pasamos cuatro días con Cristóbal Halffter, intentando grabar en sesiones breves por respeto a su edad y para no ser demasiado invasivos de su intimidad. No puedo más que estar agradecido a Halffter y a su hija, María, por la disposición, humildad y comprensión mostrada ante nuestra petición y nuestra presencia. Como no podía ser de otro modo en un hombre de su altura, no sólo fue puntual y educado, sino enormemente paciente ante los tiempos de espera entre tomas, así como cariñoso y brillante.

De allí nos llevamos un material que valoramos muchísimo y que, si la suerte y la financiación están de nuestro lado, cristalizará en un largometraje documental titulado Halffter: 90 compases, que tenemos la convicción que será un documento de gran valor cultural por la figura del compositor, y también de importante valor humano por su personalidad recia y noble, generosa.

Volveré  a este blog para seguir contando historias sobre la evolución de este proyecto, eso es seguro. De momento sólo quería incidir en ese carácter volátil de las ideas: si son firmes y crees en ellas, a veces ni un confinamiento las detiene.

 

 

Los días con Cristóbal Halffter

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.