Gestión cultural en tiempos de COVID

El Festival Internacional de Música Contemporánea de Madrid COMA cumple 22 ediciones este año. Tengo la fortuna y el privilegio de coordinarlo y llevar la gestión cultural del mismo y de la Asociación Madrileña de Compositores AMCC. Y digo fortuna y privilegio no sólo por lo sugerente del reto y lo absolutamente necesario de la propuesta en el ámbito cultural, sino porque trabajo con personas que considero mis amigos, y además brillantes en su campo.

Así que, armados de valor y de paciencia, inauguramos el COMA’20 este domino 6 de septiembre en la sala verde de los Teatros de Canal, con un concierto de flauta y piano a cargo de Manuel Rodríguez y Sebastián Mariné. En total hemos programado 21 conciertos por los principales auditorios de Madrid. Seguiremos, como es lógico, todas las medidas de seguridad marcadas por los mismos: distancia entre intérpretes, aforos, incluso dejaremos de repartir programas de mano entre el público. Pero no hemos querido renunciar ni por un segundo a intentar programar los conciertos.

Son malos tiempos para la lírica, para la atonalidad, para llevar los niños al cole, para lo que se os pueda ocurrir. Con un sector cultural en shock anafiláctico, salas al borde del cierre o con aforos reducidos, instituciones derivando presupuestos a labores de primera necesidad, artistas organizándose para protestas generales y un ministro de cultura que probablemente esté deseando haber sido butanero. Un panorama, en fin, negro como el tizón de cara a un segundo rebrote. Muchos festivales han decidido bajar la persiana este año, han renunciado a enfrentarse a una situación tan delicada o les ha sido material o económicamente imposible. Pero no ha sido sólo por una labor de prevención sanitaria. Si os interesa el tema, seguid leyendo.

Empecemos por este artículo publicado en el Correo Gallego:

https://www.elcorreogallego.es/sam/renuncian-a-6-de-las-17-ayudas-para-festivales-por-la-pandemia-DH4339252

Renuncian a 6 de las 17 ayudas para festivales por la pandemia. Un ejemplo de lo que está sucediendo por toda España.

Os dejo con un breve extracto: “la totalidad de las solicitudes referidas en esta resolución fueron presentadas dentro del plazo establecido en la convocatoria y, excepto la no admitida, todas cumplían con los requisitos establecidos en ella. Sin embargo, y como resultado de la incidencia del covid-19, caen del catálogo de actividades que iban a optar a distintas cantidades de dinero”.

Hay dos modos de ver esta noticia: uno de ellos es que los festivales no han podido celebrarse y, por lo tanto, han renunciado a la ayuda pública, lo cual es lógico.

El otro es algo más delicado, y es algo a lo que el COMA’20 ha decidido enfrentarse pese a todo: si se acepta la ayuda, hay que justificar los gastos debidamente. Si por cualquier circunstancia el Festival tuviese que cancelarse en el futuro y los gastos generados no cubriesen el total de la ayuda, habría que devolverla en su integridad, lo cual además penalizaría la propuesta de cara al año siguiente, quedándose fuera del ciclo de ayudas. Un riesgo doble al que muchos no han querido enfrentarse, entendiendo que las administraciones públicas no van a relajar sus requisitos, mucho menos ahora que el dinero escasea.

Como veis, todo un caramelito para un gestor cultural. Me tomo un Paracetamol y sigo.

En el caso del Festival COMA se dan dos circunstancias que explican en parte nuestra decisión: la primera, que somos un Festival con 22 años de vida y creemos firmemente que, después de 400 conciertos en la ciudad y más de 1500 estrenos de obras, somos parte orgánica de la vida cultural de la ciudad de Madrid. Renunciar a su celebración (aún con las medidas de precaución naturales y entendiendo que es posible que nos afecte el empeoramiento de la pandemia en el otoño) sería un hecho simbólico de renuncia a valores fundamentales de difusión de la cultura que no estamos dispuestos a asumir. Preferimos enfrentarnos a la penalización administrativa antes que terminar de desmantelar el circuito cultural de la ciudad. Llamadnos locos, pero cuando la única alternativa cultural que os quede sea entre Netflix o Disney+, igual pensáis de otro modo.

La segunda circunstancia tiene que ver con la masa social de la AMCC, que afortunadamente aporta de una forma activa con su trabajo y sus cuotas. Queremos que las administraciones entiendan el trabajo que vamos a realizar y sean comprensivas con los posibles riesgos que implican, pero si no lo hiciesen buscaríamos fórmulas para continuar al pie del cañón el año próximo, en uno u otro formato que estimemos conveniente y estratégico. Dicho de otro modo: el COMA no se cierra.

Hay, por supuesto, valoraciones que seguimos considerando: el formato digital, las grabaciones audiovisuales, el streaming de conciertos, y estamos trabajando para acercarnos a una fórmula que permita la continuidad de la oferta cultural de artes vivas, aunque lluevan sapos de Wuhan. Porque, ¿Cuál es la alternativa? ¿esperar a que escampe? ¿acaso ha escampado en España alguna vez en el sector de la cultura? ¿por qué se piensa que las administraciones tendrán más dinero el año próximo? Probablemente ni ellas, ni yo. Toca adaptarse a los tiempos, pero no a costa de nuestras razones fundamentales, o se convierte en supervivencia.

Si las administraciones no nos conceden las ayudas, seguimos. Si nos las conceden y luego nos las reclaman, seguimos. Si no hacemos 21 conciertos, haremos 8. No queremos tener miedo al virus y, al mismo tiempo, a la indiferencia institucional. Hay que mantenerse firmes en algo.

Me gustaría poder contaros que esta historia tendrá un final feliz. No queremos ser ejemplo y ni siquiera sabemos si es la decisión acertada. Puede que en tres meses escriba explicando cómo todo se fue al garete y suplicando que me invitéis a un bocadillo de jamón. Y entiendo perfectamente a los que han tomado otras decisiones, por prudencia sanitaria y cálculo financiero. Sé que regresarán con mayor fuerza que antes.

Pero en AMCC y en el Festival COMA se hace música contemporánea. Y no estamos en esto para ver si llueve o no llueve. Estamos en esto para crear lluvia.

Más información sobre el festival COMA’20:

http://amcc.es/coma/coma20/

Gestión cultural en tiempos de COVID

| Blog, Está pasando | 0 Comments

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.