Música y Cine Virtual

Hace ya unas semanas recibí una invitación para impartir una clase magistral en la Universidad Alfonso X el Sabio que me hacía una tremenda ilusión: se trataba de una clase magistral para estudiantes de música con vocación de convertirse en compositores de bandas sonoras, ofreciéndoles la visión de un director de cine en el uso de la música. Un caramelo, teniendo en cuenta que mis dos primeros largometrajes trataban sobre composición musical.

La triste realidad que vivimos ahora mismo nos puso a todos en nuestro sitio: haciendo puñetas en el salón de casa, y la clase fue pospuesta.

O no. Por fortuna, la UAX cuenta con una excelente plataforma de enseñanza online, y los alumnos seguían tan motivados como siempre en continuar su formación de alto nivel, así que se abrió una nueva ventana de oportunidad para compartir experiencias, y eso hicimos.

El encuentro virtual tuvo lugar dentro de las actividades de la asignatura Aspectos Profesionales, que se imparte en el Máster MUCI de Música y Cine de la Universidad Alfonso X el Sabio, y que está impartida por el compositor Ramón Paús. En ese encuentro pude conocer a sus brillantes e inquisitivos alumnos: Guillermo, Rosa, Miguel, Chinchilla, Víctor y Juan, que estuvieron muy atentos a mis explicaciones en lo que acabó siendo una larga clase de dos horas y media.

Básicamente, abordamos dos aspectos diferenciados: el primero, la utilización de la música en el largometraje. Desterrando la idea de que la banda sonora debe utilizarse únicamente para subrayar las estructuras dramáticas y narrativas de las secuencias, traté de explicarles que su función va más allá: que en el trabajo final la música puede actuar de forma contrapuntística, polifónica, incluso subversora de lo que se ve en pantalla, y que la suma de lo que se ve y lo que se escucha es el resultado final de tensiones y acompañamientos que se inician y detienen en puntos no necesariamente paralelos, y ahí es donde se muestra la textura definitiva del lenguaje audiovisual. Creo que les interesó saber que, al menos por mi parte, mi interés en el trabajo musical iba más allá de un simple colchón sonoro a lo que se ve en la pantalla.

Para ilustrar mis ideas les mostré escenas de mi último largometraje, Danzantes, que pudimos comentar con profusión. Por poner un ejemplo: pudieron ver la secuencia de inicio con la música definitiva, pero también la grabación original con la música de referencia, e incluso las escenas que me habían servido de inspiración. El resultado creo que era esclarecedor: la utilización de la música había generado un producto completamente diferente, e incluso había iluminado o difuminado a personajes en la pantalla, a la vista de todos. Debo decir que estos alumnos no están ahí para pasar el rato: las preguntas eran constantes y de mucha enjundia, y sus apreciaciones ayudaban a que la conversación se concretase.

El segundo aspecto que tratamos, de modo más tangencial, fue el modo en que me aproximé a la grabación de la danza. Traté de explicarles los criterios que escogí para grabar secuencias dinámicas o estáticas, planos secuencia o montajes complejos, en función del estilo de danza que iba a grabar, del material recogido durante el rodaje y, cómo no, de la música con la que contaba en ese momento o la atmósfera musical en la que pensaba.

Hablamos de muchas cosas más, claro: trabajar con música ya creada, encargar una composición con la secuencia ya editada, y cientos de detalles que espero les fuesen de utilidad. Deseo no ser más que el primer director con el que vaya a conversar, porque precisamente de esos diálogos y esas ecuaciones despejadas es de donde les surgirá la inspiración para desafiar, acompañar o multiplicar los resultados de la imagen y establecer una verdadera colaboración.

Y de eso tratan los aspectos profesionales, pero también los estéticos.

Agradezco a Ramón Paús y a la UAX haberse acordado de mí para dar esta pequeña clase magistral. Lo pasé realmente bien. Ojalá la próxima vez puede ser presencial, porque aunque el mundo virtual tiene sus ventajas (fumar dando clase, ejem) no hay nada como el trato directo con el que va ser el compositor de tu próxima película (guiño, guiño).

Música y Cine Virtual

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.